Medios de Pago

Según la naturaleza del pago podemos distinguir dos grupos:

  • Métodos de pago off-line: Son aquellos en los que el pago se realiza de forma tradicional, no a través de internet. Hay varios tipos:
    • Contra reembolso: El cliente paga el producto cuando lo recibe en su casa.
    • Transferencia bancaria: El comercio indica al cliente un número de cuenta donde ingresar el dinero como paso previo a la tramitación del pedido.
  • Métodos de pago on-line: El pago se realiza mediante un medio electrónico en el momento de la compra.
    • Tarjeta de crédito (TPV Virtual): El método de pago on-line por excelencia. Cuando el usuario realiza un pedido en un sitio web, se le piden los datos de su tarjeta, el usuario los introduce y estos viajan cifrados a través de la red. El banco comprueba la veracidad de los mismos y acepta o rechaza la operación, informando al instante al cliente.
    • PayPal: Es un sistema de pago on-line propiedad de la compañía Ebay. Los usuarios pueden darse de alta introduciendo sus datos y su tarjeta de crédito. Posteriormente cuando vaya a realizar una compra (si el sitio dispone de la opción de pagar a través de PayPal), el usuario introduce los datos de su cuenta de PayPal y realiza el pago (no teniendo que introducir los datos de la tarjeta de crédito en la operación).
    • E-cash (e-dinero): es un sistema de pago basado en un software ofrecido por la entidad de crédito y que permite al consumidor realizar compras utilizando cualquier ordenador. Simplemente se precisa que el vendedor y comprador tengan abierta previamente una cuenta corriente en la entidad de crédito que emite el dinero e-cash. El e-cash se representa mediante cupones criptográficos.

La mayoría de los medios de pago anteriormente descritos están disponibles en el prototipo de tienda online que, de forma gratuita, se pone a disposición de todas las empresas interesadas.

Mucho se ha escrito acerca de la seguridad de los sistemas de pago en internet, y aunque existe un margen de riesgo, podemos decir que hoy en día es seguro comprar por internet. Obviamente deberemos tomar precauciones y comprar en sitios de confianza. Para ello los sitios deben proporcionar toda la información necesaria a los usuarios sobre las medidas de seguridad que adoptan, los términos de uso y también de los pasos necesarios para realizar una compra. En este sentido, es preciso tener en cuenta los protocolos de medios de pago electrónicos seguros, que ya están implementando o lo están haciendo en el momento actual la mayor parte de las entidades establecidas en el entorno electrónico para adaptarse a los nuevos cambios y ofrecer a los consumidores un nivel adecuado de seguridad, garantía y confianza.